La ley rompe cadenas: clave para lograr el éxito personal y profesional.

Categorías

Hoy en día donde la mayoría de personas nos preguntamos ¿cómo lograr el éxito personal y profesional?, es válido decir que este éxito se logra en base a la fe y confianza en uno mismo, en quererse y valorarse como persona y reconocer las capacidades con que se cuenta, en la pasión que se ponga en lo que se hace, en la dedicación, esfuerzo, perseverancia, disciplina, actitud positiva, en desarrollar la habilidad del liderazgo y saber trabajar en equipo, entre otros.

Como menciono todo lo anterior es válido, pero hay algo muy importante y que se debe tener muy en cuenta a la hora de emprender el camino hacia el éxito, y son las llamadas CADENAS, sí las cadenas del pasado y del presente que muchas veces traemos con nosotros, las cuales ocupan en nuestra mente parte del tiempo con que se cuenta día a día, entre ellas podemos tener: miedos, desilusiones, culpas, dolor, rencores, desengaños, tragedias, frustraciones, abusos, burlas, humillaciones, traiciones, etc.

Es así que si se está pensando la manera de cómo lograr el éxito deseado, lo primero que debemos hacer es cumplir con una ley principal a la cual le he denominado “Ley Rompe Cadenas”, sí, romper aquellas cadenas que limitan el hacer realidad nuestros sueños, sentirse en paz emocionalmente, sentirnos renovados interiormente, a partir de ahí junto a otros factores se podrá ir con convicción hacia lo que nos propongamos en la vida.

Personas exitosas no utilizan su tiempo en destruirse interiormente, sino lo invierten en pensamientos y acciones positivas que los llevan por el camino deseado.

De nada servirá nuestro talento sino sacamos la presión mental que no nos permite ser personas completamente libres y competentes profesionalmente, y es que muchas nos convertimos en nuestro propio obstáculo para avanzar, es hora de darnos un tiempo para reconocer nuestras virtudes y defectos, romper con nuestras cadenas mentales y renovarnos para continuar nuestro vuelo como lo hace el Águila que para ello debe tomar una determinante decisión, te preguntarás ¿Cuál es esta decisión?, te la cuento a continuación…

El águila es el ave de mayor longevidad entre las criaturas de su especie. Vive 70 años. Pero para alcanzar esa edad, al llegar a los 40 debe tomar una seria y difícil decisión; sus uñas están apretadas y flexibles y no consigue aferrar a sus presas de las cuales se alimenta. Su pico largo y puntiagudo se curva, apuntando contra el pecho. Sus alas están envejecidas y pesadas y sus plumas, gruesas.

¡Volar se le hace ya muy difícil!

Entonces el águila tiene solamente dos alternativas: morir o atravesar un doloroso proceso de renovación que dura 150 días. Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí, en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga necesidad de volar. Entonces el águila comienza a golpear su pico contra la pared hasta conseguir desgarrarlo y arrancarlo. Debe esperar el crecimiento de uno nuevo, con él que desprenderá una a una sus uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a crecer, tendrá que desplumar sus plumas viejas y esperar a que renazca su plumaje. Después de cinco meses, emprende su vuelo de renovación y… ¡a vivir 30 años más!

Así como el águila toma la oportunidad que tiene por más dolorosa que esta sea pero sabe que sólo así podrá seguir viviendo para continuar su vuelo, es así como nosotros tenemos la oportunidad de ir desprendiéndonos de todo lo negativo que hay en nuestras vidas y poder generar un cambio positivo en ellas, ¿El momento?… es HOY.

En mi caso en particular te cuento que tengo luxación de caderas de nacimiento (me movilizo en bastones), hubieron episodios muy dolorosos durante mi niñez, adolescencia y experiencias negativas ya durante mi juventud y adultez, y sé que seguirán apareciendo porque son parte de la vida, pero tengo un gran sueño… el convertirme en un conferencista de éxito llevando mi mensaje de superación personal a cada rinconcito donde tenga la oportunidad de ir, es así como al dejar las cadenas físicas que me ataron a una cama durante años, cuando llegó el momento de levantarme decidí también controlar e ir rompiendo con las cadenas mentales que no permitían avanzar como yo deseaba y gracias a ello sigo desarrollándome en lo personal y profesional; hoy en día mi fortaleza está en no dejar que ninguna cadena se apodere de mi mente y me paralice, ya que soy consciente que para alcanzar mis sueños necesito invertir mi tiempo en creer para crear, en crecer para lograr y en soñar libremente para vivir a plenitud.

Hoy puedo decir que la clave para cada logro que se va dando ha sido cumplir con la Ley Rompe Cadenas, la cual también te invito a cumplirla para que así, libre de estas e invirtiendo nuestro tiempo en esfuerzo, disciplina, perseverancia, actitud positiva, pasión, entre otros; podamos alcanzar el éxito personal y profesional que deseamos cumpliendo nuestros sueños.

Ahora sabemos que rompiendo cadenas disfrutaremos mucho mejor del camino.

Será difícil pero no imposible. Recuerda que el sacrificio de hoy es el éxito del mañana.

¡Levántate y triunfa!

Ronald Pérez Cobos

Miembro Activo de la Red Latinoamericana de Conferencistas – Sede Colombia

Facebook: https://www.facebook.com/ronaldperezcobos

Piura – Perú

Eventos

diciembre 2018
D L M X J V S
« Jul    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*