Comunicación como Símbolo de Eficacia Empresarial

 “Una buena comunicación ayudará a que la empresa obtenga un buen rendimiento  y a que el colaborador obtenga eficiencia en su desempeño”

 La comunicación es la transferencia de información entre dos o más personas. Todos los seres humanos nos desarrollamos a través de la comunicación, ya que desde que nacemos nos relacionamos con personas mediante diferentes formas de comunicación (verbal y no verbal).

La comunicación nos permite conocer a otras personas, conocer pensamientos, hechos, ideas, valores y directrices en diferentes entornos y ambientes de la vida cotidiana y la vida laboral y/o profesional.

La comunicación en las empresas es de suma importancia, ya que al transmitir un mensaje claro el receptor logrará emitir efectividad, pero si el mensaje o información no es entendible, este puede causar una serie de malinterpretaciones que pueden llevar a la empresa al fracaso.

Tanto el emisor como el receptor deben poner mucha atención a la hora de trasmitir el mensaje, es decir, ambos deben de escuchar bien cuando el otro esté dando la información, y es válido que si no es entendible la contraparte pida las retroalimentaciones necesarias hasta entender el mensaje correcto.

La comunicación efectiva es la base de un líder para motivar a los colaboradores o subordinados a que realicen las tareas o funciones de forma efectiva y eficaz. Pero también un líder debe permitir que el colaborador exprese sus razones mediante la comunicación para que se genere de forma efectiva las acciones y que juntos puedan solucionar o mejorar los procesos o problemas que se puedan dar en la empresa a raíz de no existir una buena comunicación entre las partes.

Existen dos tipos generales de comunicación efectiva: la comunicación verbal que hace referencia al intercambio de información en forma de habla y escucha; y la comunicación no verbal que hace referencia al intercambio de información escrita o por medio de gestos.

Cuando se utiliza una comunicación efectiva en la empresa, se puede conseguir: (1) convencer o persuadir; (2) recibir información correcta, mediante una escucha eficiente; (3) ser capaces de repetir en todo momento lo que nos acaba de decir nuestro interlocutor; (4) escuchar eficientemente para lograr cumplir metas y objetivos; (5) que nos presten atención a nuestras inquietudes o ideas; y (6) conocer los auténticos motivos que tiene nuestra contraparte.

Recuerde que el no saber comunicarse puede producir un CAOS dentro de la empresa, y hoy en día lo que menos quieren los dirigentes es tener un CAOS por falta de una comunicación eficaz y eficiente.

Licda. Yósseth Bonilla Segura

Directora RLC Costa Rica

Autora, Consultora y Formadora Empresarial

yosseth.bonilla@redconferencistas.com

www.gbmarketingcr.net

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *